10 razones por las que tu carrera como freelance puede fracasar (y qué hacer al respecto)

Dikirimkan pada - Kali Terakhir Diubah Suai pada

Como freelancers, todos queremos tener carreras exitosas y edificantes. Pero a veces nuestras propias decisiones y actitudes hacen que la empresa que acometimos con tanto entusiasmo no dé los frutos que esperábamos. Si tu carrera como freelance no está en el punto en que te gustaría, tal vez se deba a una de las siguientes diez razones, que identifica James Clear en un post publicado en el blog Freelance Switch. Siempre es buen momento para hacer una revisión y cambiar lo que haga falta.

Crisis Trabajo(Imagen: Bigstockphoto - Crisis)

1. Conoces el oficio, pero no el negocio Puede que seas un artista brillante o un comerciante talentoso, pero rehúyes todo lo relacionado con el marketing y otras cuestiones "de negocios". Esta actitud te perjudica: en todo trabajo hay que aprender cosas nuevas y adaptarse al entorno, y como freelancer debes prestarles atención a estos aspectos. Puedes quedarte sentado y quejarte de que otros freelancers con menos talento te ganan con sus "trucos tontos" de marketing... o puedes entrar en el juego y vencerlos. Es tu elección. 2. Eres perezoso Es duro de decir y duro de escuchar, pero tal vez sea éste tu problema. Tu negocio no crece porque no te gusta levantarte temprano. Tu negocio no crece porque te tomas los sábados libres. Tu negocio no crece porque te quedas viendo la tele por las noches. Básicamente, porque eres muy perezoso. No te pongas la excusa de que no hay tiempo suficiente. Todos tenemos el mismo tiempo; nadie puede comprarlo o venderlo. Sólo puedes elegir darle un mejor uso. 3. La tomas como un hobby A lo mejor no es que eres perezoso. A lo mejor le dedicas mucho tiempo a tu carrera freelance, y aun así no logras resultados. Pero entonces debes preguntarte: ¿qué hago en todo ese tiempo?, ¿es el mejor uso que puedo darle? Es muy posible que estés tomándote tu carrera como si fuera un simple hobby: leyendo artículos como éste, actualizando tu portafolio, rediseñando tu sitio Web por enésima vez. Deja de lado todo esto y enfócate en lo esencial. Tal vez no seas perezoso, pero ¿estás dando lo mejor de ti? Todos tenemos días en los que lo ponemos todo de nuestra parte y otros en los que nos esforzamos menos. Tómate en serio tu carrera profesional y trata de hacer tu mejor esfuerzo todos los días. 4. No cobras lo suficiente Si apenas llegas a fin de mes, aumenta tus tarifas. No tiene sentido quejarte de que no te pagan lo suficiente cuando el que pone el precio eres tú. No hay que tenerle miedo a subir las tarifas; es una parte natural de hacer negocios. Dice James Clear que casi todos los freelancers que conoció quisieran haber aumentado sus precios antes de lo que lo hicieron. 5. Das por sentado que el trabajo bien hecho será reconocido Adivina qué: la gente no vendrá a darte dinero sólo porque tu portafolio es hermoso o porque alguna revista ha publicado algo sobre ti. Investigar el mercado, hacer contactos y promover tu trabajo es parte de ser un freelancer. No alcanza con hacer un buen trabajo. Tienes que hacer un trabajo sobresaliente y compartirlo en forma sobresaliente. Mucha gente tiene problemas para ser agradable y relacionarse con otras personas. Pero esto no es una excusa, ya que todos podemos mejorar nuestras habilidades para autopromovernos y hacer contactos. 6. Te da demasiado miedo fracasar En vez de tomar riesgos y decirle a todo el mundo el trabajo que haces, te quedas en lo seguro y mantienes tu trabajo freelance en la oscuridad. No quieres molestar a nadie con tus sueños. Además ¿y si fallas? ¿Qué pasaría si le dices a la gente que harás algo y luego lo intentas y te das de bruces? Sería vergonzoso, ¿verdad? Pero así es la cosa: Aunque fracasar no sea algo a lo que apuntamos, equivocarse es un costo necesario en el camino hacia lo correcto. Demuestra un poco de valentía en el proceso y ten confianza en ti mismo. Si quieres grandes cambios, tienes que tomar grandes riesgos. Ponle el cuerpo al asunto. Empuja los límites. Intenta algo nuevo. 7. No pides lo que quieres El mundo está lleno de buenas personas que están dispuestas a ayudarte. Pero también están muy ocupadas. Si nunca les pides ayuda, nunca la tendrás. Esto es especialmente cierto si tienes un negocio. Tienes que pedirles a tus anteriores clientes que hablen de ti. Tienes que pedirles a otros freelancers exitosos que vayan a almorzar contigo. ¡Tienes que pedirles a potenciales clientes que te compren! Sí, pedirles. Cuando más le pidas a la gente que te compre, más te comprará. Suena simple, pero funciona. 8. Quieres que todo sea "perfecto" Si esperas el momento perfecto para hacer algo... te quedarás esperando por mucho tiempo. Nunca será el momento perfecto para empezar a trabajar como freelance. Nunca será el momento perfecto para pasar de trabajar medio tiempo a trabajar tiempo completo. Nunca será el momento perfecto para hacerle una propuesta a ese gran cliente. Nunca será el momento perfecto para aumentar tus tarifas. Nunca será el momento perfecto para despedir a tus malos clientes. Nunca será el momento perfecto para nada. A veces simplemente debes avanzar. 9. Eres indeciso Ningún negocio ha crecido porque su fundador se sentó a pensar en cómo tener éxito. Hay que actuar. O como dijo Theodore Roosevelt: "En cualquier momento de decisión, lo mejor que puedes hacer es lo correcto, lo segundo mejor es lo equivocado, y lo peor que puedes hacer es nada". La indecisión es la madre del arrepentimiento. Toma decisiones y tómalas ya mismo. 10. Tratas de ser todo a la vez Deja de tratar de venderle a todo el mundo. Primero, te hace parecer desesperado; segundo, es una terrible manera de hacer negocios. Traza el perfil de tu cliente ideal. Desarrolla una habilidad clara en un área rentable. Esto significa que ignorarás a algunas personas, lo cual es bueno. Coca-Cola no vende leche. Vende Coca-Cola. Si quieres leche, irás a otro lado. Pero si quieres Coca-Cola, ya sabes adónde ir. Esta estrategia le permite a la gente saber bien qué hace Coca-Cola y le permite a Coca-Cola ser el mejor fabricante de Coca-Cola. Lo mismo quieres tú para tu negocio. No te interesan las masas, ni ser todo a la vez, ni llegar a todo el mundo. Haz tu mejor esfuerzo para ser algo para alguien. ¿Has evaluado tus decisiones? ¿Has caído en alguna de estas diez actitudes que te impiden crecer? Cuéntanos en los comentarios.   Fuente: Freelance Switch

Langgan Sekarang Untuk Maklumat Terkini

Ikuti perkembangan terkini dengan artikel terbaik di Komuniti Freelancer. Langgan sekarang untuk kandungan Reka Bentuk, Pembangunan, dan Pekerjaan Bebas terbaik setiap minggu.

Artikel Seterusnya

Crece el teletrabajo en Colombia